Escucha tu CUERPO…

Recupera la ENERGÍA…

Crea VIDA…

Alimentación VIVA…

¡VITALÍZATE!

 

 

Meri Vital

Sabías que...puedes recuperar tu vitalidad y energía? Y que podrás seguir el ritmo del día a día y de los peques cuidándote o cuidándoles?

El 73% de la población se siente cansada y con falta de vitalidad
1 de cada 5 parejas tiene problemas de fertilidad

Desaprender hábitos poco saludables para aprender a cuidarte y coger las riendas de tu salud y los tuyos.

TE INVITO A NUTRIR CUERPO, ALMA Y EMOCIONES

Has llegado a un punto en el que sientes la necesidad de hacer un cambio. Los motivos pueden ser varios y todos te llevan a sentir un malestar que necesitas acabar con él.

El ritmo de vida moderno y los hábitos aprendidos nos suelen llevar a descuidarnos en varios sentidos, siendo la alimentación un punto clave. La comida es un recurso que utilizamos en diferentes situaciones y contradictorias entre ellas. Ya sea para olvidar lo mal que nos sentimos por algún motivo o dejar atrás el día tan agotador que hemos tenido y dejarnos llevar por el hambre emocional, o bien para celebrar, por ejemplo, que llega el fin de semana o que has aprobado las oposiciones que te estabas preparando. En cualquiera de los casos, utilizamos el acto de comer para esconder o intentar gestionar emociones.

RECUPERA TU SALUD DESDE LA ALIMENTACIÓN Y ESCUCHA DEL CUERPO

Mi propósito es ayudarte a conectar de nuevo con la comida de una forma sana mentalmente, saludable para el cuerpo y la mente y divertida para los sentidos. Que puedas disfrutar de la comida sin remordimientos.

¿Estás cansad@ de sentirte mal? ¿Necesitas dar ese paso y no sabes cómo hacerlo? ¿Quieres entender lo que le pasa a tu cuerpo? ¿Necesitas alguien que te acompañe? ¿Quieres recuperar la vitalidad?

Estas preguntas me las hice yo misma hace unos años y, con el paso del tiempo y aprendiendo a escuchar a mi cuerpo, he conseguido comprenderme, aceptarme, perdonarme y conocerme, sabiendo qué es lo que necesito para sentirme vital y cómo lograrlo, desde el autocuidado y la escucha de mi cuerpo. Y, sobre todo, queriéndome.

Desde mi propia experiencia y conocimientos puedo acompañarte a descubrir lo mismo en ti.

¿Qué dicen sobre mí…?

¿Te acompaño?